Blogia
Litoral de Caibarién.

Apuntes para la historia del M- 26 - 7 en Caibarién

Apuntes para la historia del M- 26 - 7 en Caibarién

Escrito por  Máximo Luz Ruiz

Para hablar de la historia del Movimiento 26 de Julio en Caibarién, municipio ubicado en la costa norte de la antigua provincia Las Villas,  hoy  Villa Clara,  se hace necesario recordar algunos sucesos ocurridos  anteriormente.

Pablo Aguero Guedes, asaltante del cuartel de Bayamo, el 26 de julio de 1953Para iniciar esta retrospectiva histórica, comienzo  por el año  1953,  en esta fecha se organizó en la localidad  un grupo de revolucionarios  denominado: “Extensión Universitaria”, sus  dirigentes principales fueron Orlando Vázquez Rodríguez y Osvaldo Garciandía.

Entre las acciones más importantes realizadas por los miembros de esta organización, está  la publicación del  periódico "Trincheras",  este órgano de prensa  publicó  los sucesos del 26 de Julio de 1953, cuando un grupo de cubanos con inferioridad de fuerzas y armamentos, pero convencidos  de que Cuba tenía que ser libre,   atacaron los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, dos de las mayores fortalezas del régimen de la tiranía en el oriente del país.

En las acciones de aquel  26 de Julio de 1953, específicamente en el asalto al cuartel Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, participó y murió el joven revolucionario caibarienense Pablo Agüero Guedes, con solo 17 años, se convirtió en  símbolo de la juventud de nuestro municipio. También en las acciones de apoyo al asalto al Moncada es herido y prisionero otro caibarienense, Gustavo Arcos Bergnes.

Su hermano  Luis Arcos Bergnes, que en aquella fecha era miembros del Ejército Nacional, por orientación del movimiento revolucionario, cuando conoció la noticia de los sucesos del Moncada solicitó un pase para ir a ver a su hermano Gustavo; Luis es detenido y a los 5 meses lo liberaron en espera de un consejo de guerra.

Durante su  encarcelamiento Luis Arcos,  se dedicó a sobornar a los guardias con dinero que le aportaban los revolucionarios. Finalmente el Consejo de Guerra lo expulsó del Ejército y en 1954 fue  detenido por un hallazgo de armas en su  domicilio habanero. Los tribunales le pedían 10 años de prisión, sin embargo resultó indultado.

Por estos años Luis Arcos Bergnes estrecha su amistad con los hermanos Armando Hart, y Enrique Hart, de probada convicción patriótica, y  continúa  junto a ellos sus actividades conspirativas en la capital y posteriormente en Caibarién.

Después de los sucesos del 26 de Julio de 1953, la actividad de los  revolucionarios en el territorio  continuó , ya en los  finales de 1954 comienza a reunirse y organizarse un grupo de jóvenes con ansias  de  libertad,  en una pequeña casa en la calle Quinta entre Jiménez y Agramonte; entre los que en ese lugar se reunían estaban los hermanos Luis y Sebastián Arcos Bergnes, Jorge Cubile Hernández, Orlando Moreno Domínguez, Héctor Pedrera y otros; en esa fecha esta célula clandestina no tenía nombre, pero realizaron varias  acciones para exaltar el ánimo de lucha de la población contra la tiranía.

Entre las actividades que realizan están: boicotear las  fiestas batistianas, pintar carteles con consignas revolucionarias en la residencia de los burgueses, confección y distribución de proclamas revolucionarias y contra la tiranía.

Fue a inicios del año  1956, cuando  se organizó  el "Movimiento 26 de Julio”  en  Caibarién, entre los fundadores se encontraban los  hermanos Arcos Bergnes, además   Evelio García Arias, Jorge Cubile, Jorge Caso, Héctor Pedrera, Orlando Moreno Domínguez y Pedro Julio Salado.

Este grupo se vincula estrechamente con otros similares de los municipios aledaños especialmente con el de Yaguajay que dirigía Antonio Borges Rivas. Esta célula clandestina recibió en Cayo Conuco clases de guerra de guerrillas, manejo de armas y práctica de tiro, va creciendo en número y realizan diversas acciones contra la tiranía.

Los revolucionarios de Caibarién estuvieron presentes en cada  una de las acciones organizadas por el M- 26- 7, siglas con que se identificaba. 

Luis Arcos Bergnes, expedicionario del GranmaEn el yate Granma, el 2 de diciembre de 1956, entre los expedicionarios, venía el caibarienense Luis Arcos Bergnes, de probado historial en la nueva etapa de la  lucha. Alegría de Pío, tres días después, provocó la dispersión y el joven de Caibarién fue sorprendido con sus dos amigos, Armando Mestre y José Ramón Martínez, en la mañana del 8 de diciembre, en el potrero Salazar, junto al río Toro. Conducidos al cuartel provisional de Alegría de Pío, esa misma noche los llevaron con otros expedicionarios capturados hasta un monte donde fueron acribillados a balazos. El cadáver de Luis Arcos presentaba 38 disparos.

Cuando estos hechos fueron conocidos, la impresión que causaron en Caibarién fue de profundo dolor. En 1957 se efectuó una "misa por la paz" en recordación a los mártires del Granma y al salir por la calle una procesión religiosa fue reprimida salvajemente.

El 5 de septiembre de 1957, en el levantamiento de Cienfuegos, entre los  marineros que respaldaron la acción preparada por ese movimiento  se encontraba Alberto Ríos Mayea, hijo de una  familia de  obreros de Caibarién.  Combatió hasta la muerte en la Jefatura de la Policía.

En 1957 se reorganiza el Movimiento 26  de Julio,  incorporándose nuevos combatientes y  se crean otras células del mismo, por lo que toma mayor fuerza. En esta etapa  se incrementa la represión contra ellos.

Posteriormente asume la dirección del movimiento Gil González Fidalgo, más conocido en el bario de Puerto Arturo como Gilito,  quien reorganiza a los revolucionarios y le imprime vigor a la lucha.

Entre 1957 a abril de 1958 se producen acciones contra la tiranía, se incrementa la  propagada, se colocan banderas en todas las embarcaciones del puerto y en el canal de Las Varas, entre otras acciones.

Entre los combatientes  más destacados de esta etapa  se pueden mencionar Gil González, Luis Herrera, Orlando Moreno, José Perdomo, Eduardo y Andrés Flores, Evelio Fuentes, los hermanos  Lázaro e Ismael Yero.

Marcelo Salado Lastra, jefe de acción del M-26-7, asesinado en la Huelga del 9 de abrilEn la huelga del 9 de abril de 1958 también los  revolucionarios caibarienenses participaron, para iniciar la huelga cortaron el  fluido eléctrico, regaron grampas y tachuelas en las calles, aparecieron letreros y proclamas, vidrieras rotas.

Los  obreros portuarios se sumaron a la huelga y paralizaron las labores en el puerto de la localidad, en los  astilleros  y en los almacenes. Se logró  paralizar prácticamente el comercio. El ejército batistiano decidió acuartelarse y  desataron  una ola de arrestos y torturas.
En estas acciones de la huelga del 9 de abril cayó en La Habana el Revolucionario caibarienense Marcelo Salado Lastra, jefe de acción del M-26-7 en la capital. Dos días después resultó homenajeado al nombrársele Comandante caído en combate.

El 11 de ese mismo mes y víctima de la represión posterior a la huelga es asesinado en Itabo, Matanzas, Esteban Hernández Alfonso También son asesinados en el  Mijal los Hermanos Alberto y Jesús Herrada Bello (los Longuitos) y Heriberto Duquesne "Chungo”.

En  esta etapa los revolucionarios de Caibarién desarrollaron una amplia labor de propaganda en que se destaca el periódico "Norte" editado por Carlos Pis Delgado y Alfredo Nieto Dopico  y la planta de radio clandestina "Radio Cuba Libre" en la que participan José Perdomo, Pedro Varea "Pedrín ", Antonio "Tony" Treto, a través de la cual se divulgan partes de guerra entregados por Rigo y artículos de los periódicos y revistas "Sierra Maestra", "Turquino" y "Alma Mater", y se da a conocer el primer llamamiento a la Huelga General firmado por Fidel y Faustino Pérez, así como el segundo y definitivo llamado, firmado por Fidel.

Durante esta etapa, Caibarién se convierte por su situación geográfica y la actividad de su  movimiento revolucionario en el principal abastecedor de armas y recursos a los combatientes de las guerrillas “Máximo Gómez” y “Marcelo Salado” y posteriormente al Frente Norte; esta actividad se consolida a la llegada de la columna # 2 dirigida por el Comandante Camilo Cienfuegos a Yaguajay, por estas circunstancias y cumpliendo orientaciones de la dirección nacional, disminuyen las acciones de los grupos de acción y sabotaje del M-26-7, con el objetivo de aminorar la vigilancia de la fuerza represiva sobre la población, muchos revolucionarios deciden entonces alzarse (incorporarse a las fuerzas combativas)  pero solo son recibidos en los campamentos aquellos que llevan armas, por lo que comienzan a asaltar y desarmar a los soldados, conocidos popularmente por casquitos, a los policías , etc.

El 12 de diciembre de 1958 alrededor de las 8:00 de la noche entran en Caibarién fuerzas del Ejército Rebelde, alrededor de las 10:30 p.m. se marchan en autos por la carretera de Yaguajay rumbo a territorios liberados de la zona norte, en esta acción, víctima de un lamentable accidente, muere el jefe de este destacamento, Alberto Pis Delgado, revolucionario caibarienense.

El 26 de diciembre de 1958 fuerzas combinadas de las Columna 8: Ciro Redondo y la número 2: Antonio Maceo, bajo la dirección del Comandante Ernesto "Che" Guevara liberaron a Caibarién de la oprobiosa tiranía batistiana, convirtiéndose en territorio libre de Cuba.

Bibliografía Consultada:
1. Colectivo de autores Historia Local versión digital.
2. Testimonio de José Perdomo Y Humberto Perrera.
3. Fondos del museo municipal Maria Escobar Laredo en Caibarién.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

te quito la careta -

sabia usted que esos actos de accion y sabotage que para usted son actos patrioticos,en realidad son actos de terrorismo? creo que lo sabe y se hace el tonto,todas las bombas que pusieron los de ese movimiento matando a inocentes,en tiendas,cines y cabarets no son mas que terrorismo,por la causa politica que sean son actos terroristas,y a usted se le ve muy orgulloso de eso,gordo oportunista
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres